Centro General de Padres y Apoderados

La política educacional vigente, se sustenta en el principio que tiene como objetivo fundamental el mejoramiento de la calidad de la educación, a fin de formar personas con un extenso repertorio de saberes, competencias, destrezas, habilidades, actitudes y valores y capaces de asumir sus derechos y deberes.

Para facilitar el desarrollo armónico del proceso educativo en el establecimiento y considerando que la Unidad Educativa es una unidad compleja, con objetivos institucionales propios en la cual participan personas, estamentos y organismos diversos, se hace necesario que se elabore un Reglamento Interno para el Centro de Padres, el cual en su calidad de instrumento Técnico administrativo, facilita, por una parte, la estimulación de las convergencias educativas al interior del establecimiento entre las familias y la escuela y por otra , mantener canales de comunicación que enriquezcan las relaciones entre ambas.
En este ámbito, lo deseable es generar al interior de la escuela, un ambiente de convivencia tal que permita el desarrollo de las actividades de aprendizaje, en el que todos los alumnos tengan éxito en sus quehaceres escolares, y en donde la familia constituye un agente esencial en la formación moral y ético social de los niños.
DESCARGAR ARCHIVO EN PDF